Skip to main content

Mi inspiración a la hora de crear Class siempre estuvo cerca de casa: mis tres hijos. No necesité mirar más allá de la mesa de mi propia cocina, donde asistían a la escuela en línea, para darme cuenta de que existía una necesidad urgente.

Desde el lanzamiento de Class, la respuesta de las instituciones y empresas ha sido abrumadora y conmovedora. Hemos recorrido un largo camino en poco tiempo. 

Y la demanda ha crecido mucho más allá de la mesa de mi propia cocina.

La necesidad de ayudar a la gente a enseñar y aprender mejor en línea se da tanto aquí en Estados Unidos como en todo el mundo.

Class ya se ha expandido a muchos países fuera de EE. UU. Nuestro equipo recibe consultas de escuelas, universidades y empresas de todo el mundo, que desean utilizar Class para incorporar herramientas de enseñanza y aprendizaje a Zoom. 

Desde el principio, hemos tenido un gran grupo de patrocinadores: desde los institutos, universidades, escuelas y equipos de aprendizaje corporativo que se unieron a nosotros en las primeras pruebas beta, hasta un gran equipo de inversores que saben muy bien cómo potenciar el crecimiento de las innovaciones tecnológicas educativas. Aún nos conmueve saber que contamos con inversores como Tom Brady y Salesforce Ventures, que se incorporaron a principios de este año, y hoy tengo el honor de anunciar que SoftBank se ha unido a nosotros liderando una inversión trascendental de 100 millones de dólares para expandir las soluciones de Class a todo el mundo.

Esta inversión llega en un momento en el que el sistema educativo mundial se está recuperando de la pandemia a diferentes ritmos. Hay partes del mundo que luchan por acceder a las vacunas y que todavía están sumidas en la crisis del COVID-19. Más cerca de casa, muchas escuelas están volviendo a la enseñanza presencial, al tiempo que reinventan o rediseñan los modelos de aprendizaje híbrido y virtuales. En todas partes, hay algo que está claro: la educación ha cambiado para siempre.

Las perturbaciones y los retos derivados de la pandemia son reales, pero también lo es la oportunidad de cambiar la forma de enseñar y aprender en línea. Class se dedica a hacer exactamente eso, y estamos trabajando para llevar Class a todos los rincones del mundo.

A medida que nos expandimos por el mundo, nos comprometemos a hacer llegar las soluciones de Class a algunas de las poblaciones más desfavorecidas y de difícil acceso del planeta. Nuestro equipo tiene el honor de llevar la era de la educación digital a quienes más la necesitan.  

Estamos trabajando para cambiar la forma en que el mundo aprende y estamos deseando llevar Class a todos los rincones del mundo.

Si está interesado en incorporar herramientas de aprendizaje y enseñanza a Zoom, solicítenos una demostración.